© imagen

Producciones básicas

Producciones básicas

La producción española de acero bruto durante 2015 ha sido de 14,8 millones de toneladas, algo más de 600.000 toneladas más que en el año anterior creciendo un 4,3%. Los tres primeros trimestres mostraron crecimiento mientras que en el último se deterioró simplemente repitiendo la cifra del mismo periodo de 2014.

Las distintas calidades evolucionaron de manera parecida, subiendo alrededor del 4%. Del total producido, 980.000 toneladas lo fueron de acero inoxidable, 620.000 de otros aleados y el resto de aceros no aleados.

La vía más usada para la producción de acero en España es la de arco eléctrico. El 68,5% del acero español se produjo en 2015 en uno de estos hornos, porcentaje que se reduce ligeramente desde el 70,5% de 2014.

Por ello la chatarra es la principal materia prima que se usa en el sector. No solo se funde  en el horno eléctrico sino que también se utiliza como complemento en la vía de los hornos altos. El precio continuó cayendo, en la misma tendencia que lleva ininterrumpida desde que alcanzó el pico al principio de 2011. Pero en la parte final del año se intensificó la caída en línea con la evolución de otras materias primas. El índice de Eurofer de diciembre perdió un 35% con respecto a enero, y un 56% con respecto al máximo valor de enero de 2011. Este índice de Eurofer se ha dejado de elaborar en diciembre, por lo que a partir de este año será necesario recurrir a otras referencias.

Aunque la variación total de la producción no fue llamativa, si existieron productos con crecimientos notables como el 13% de los perfiles estructurales, el 19% de las hojalatas y chapas estañadas, o el 15% de las chapas pintadas. Por otra parte los redondos para hormigón en barras cayeron un 10%.